Cojín de patchwork 

Cojín de patchwork para mis princesas.


Esta vez os enseño por fin acabados 2 cojines para dos niñas muy especiales, cuyo nombre va bordado en los mismos. Son muy sencillos de hacer llevan acolchado todo alrededor de la muñeca, corazón, pajaritos y el marco del mismo.

Son dos cojines de patchwork infantiles ideales para regalar, pues se hacen en poco tiempo y resultan muy vistosos. Aunque para regalar… yo no regalo a cualquiera porque valoro por encima de todo mi tiempo y mi trabajo, sólo a personas muy especiales que estén muy cerca de mí, en mi corazón y además dos requisitos más pido: que valoren este tipo de trabajos y que lo usen. Sinceramente, eso de regalar por compromiso este tipo de cosas, pues no, no lo veo.

En uno de ellos puse un botón de corazón a petición de la futura dueña.

Los he realizado con tela de un panel de muñecas, tanto por delante como por detrás. La muñeca es la famosa Gorjuss de Suzzane Woolcott, también llamada la muñeca sin nombre. He añadido un corazón de patchwork con la técnica de aplicación, puse sus nombres bordados en cadeneta y por último los acolché.

Y el cierre del mismo es tipo sobre, como os muestro en la siguiente foto.


Deciros que han sido todo un éxito, tanto que sus pequeñas dueñas hasta duermen con él, así que os deseo unos dulces sueños y que ellos os acompañen en la noche.

Son ideales para regalar, pues en una tarde se hacen, yo personalmente disfruté mucho haciéndolos. El relleno es un cojín de plumón de IKEA.

Espero que os gusten!!! Y feliz quilting!

Esta entrada fue publicada en Blog, Cojines. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *